PE HTML PUBLIC "-//W3C//DTD HTML 4.0 Transitional//EN"> Cartier mira el precio en la India Pistas que indican que no le gustas | HOT SHOTS by Javier de Miguel

Pistas que indican que no le gustas | HOT SHOTS by Javier de Miguel Cartier mira el precio en la India

Pistas que indican que no le gustas

Y como soy chico, y así tengo pensado quedarme hasta el día que me vaya (del mundo, no de HOLA, que probablemente sea antes) hablaré desde nuestro punto de vista. Hoy os hablo de esas evidencias o pistas que, a veces por desconocimiento, a veces porque “el amor es ciego”, no veis en el chico que tenéis delante.

No te llama

Los chicos, por norma, siempre hemos dado el primer paso. Y así ha sido desde el principio de los tiempos (excepto con Adán y Eva, que por lo visto fue ella la que se lanzó…). Y con primer paso hablo de ese acercarse a pedir los apuntes de Derecho Constitucional, ese pedirle a Sonia, la nueva de marketing, que nos eche una mano “con una presentación que me ha encargado Gil Casares para mañana” o a ese hacer la primera llamada al día siguiente.

Así pues, si pasan los días y él no ha dado señales de vida (ni te ha enviado tres docenas de rosas o un pequeño pedrusco de Cartier), mal asunto. Ojo, que no siempre hay que esperar a que se lance él, eso es muy del siglo pasado (y anteriores) pero sí es verdad que en ese sentido aún seguimos ahí un poco desnivelados y el hombre sigue lanzándose más.

Lo dicho; si no llama, mosquéate.

Evita el contacto con los ojos

Los ojos y las miradas son un 70% del flirteo (el otro 20% la sonrisa y el último 10% que te  invite a subir a su habitación). Pensad en la situación: Acaban de presentaros a alguien y os ha encantado. Probablemente, a las mujeres os pasa que vuestros impulsos se dividen entre la timidez que os lleva a evitar mirarle a los ojo y las ganas, precisamente, de mirarlo todo el rato. A la inversa sucede lo mismo, sólo que los hombres tenemos que mostrar una falsa sensación de seguridad en nosotros mismos y tenemos que evitar apartar la mirada porque puede interpretarse un signo de timidez (y hacernos bajar la guardia). Si al chico le has entrado por los ojos, te mirará fijamente y cualquier ocasión será buena para echarte un duelo de miradas.

couple2

No te toca

No, no me refiero de esa manera, que también, o sea, tampoco. Vamos, que no te toca de ninguna forma. Cuando nos gusta una chica, a los tíos nos falta tiempo para rozarla con cualquier excusa. De hecho, seguro que todas lo habéis sentido en carnes.

Una toma de conTACTO clásica son los dos primeros besos de presentación y la manera de agarrarte, que ya dice mucho. Lo suyo, para empezar, sería no tocar demasiado, debería bastar con abalanzar un poco el torso y darle los dos besos con las dos manos al suelo. No obstante, esto queda un poco raro, porque puede denotar una falta de interés casi total, así que una mano en el hombro de ella o incluso tocando parte de la espalda, sería la forma más común.

Una mano a la cintura de ella también es relativamente común. Implica algo más de confianza, y corremos el riesgo de invadir parte de la zona de confort de la chica, así que suele darse en círculos más íntimos.

Cuando lanza las dos manos a la cintura, el chico está indicando que tiene confianza en sí mismo. Está haciendo ver que sus dominios se extienden más allá de la vertical de su cuerpo y que pueden invadir totalmente tu espacio. Un gesto así ya puede empezar a entenderse como un acercamiento.

La siguiente pista la dará el momento de los dos besos en sí. Todos sabemos que existen varios tipos de dos besos. Los dos besos “al aire”, de estos que los recibe casi más el colega que está a tu lado que tú mismo, porque los labios apuntan a cualquier sitio menos a tu cara… Están los besos que yo llamo “los dos pomulazos”, que serían parecidos al anterior pero más exagerado: puro choque de calavera y hueso; cero ganas de tocarte con su boca. Luegos los dos besos marcados en pleno cachete (de estos que nos dejan la marca de los labios en el moflete) y finalmente los dos BESOS con mayúsculas; los de las despedidas. Los de la comisura del labio. Los de “uuuuy, casiiiii” y los del “¡eso cuenta como pico!”. Lo bueno de estos dos besos al filo de los labios es que se nota de inmediato si ha sido cosa de dos o no. Si ella o él apartan en el último segundo la cara, lo justo para que la boca toque mejilla y no labio, mal asunto. Una cosa muy buena de esta tipología es que pasa muy desapercibida cuando hay gente delante. Lo normal será que sólo los dos implicados lo noten…

Cancela el plan y evita quedar contigo con excusas repetitivas o incoherentes

Que diga que no puede quedar mañana por la tarde porque tiene que llevar a su pequeño armadillo de las nieves al veterinario, puede resultar sospechoso, pero podría ser verdad. Si resulta que dos días después vuelve a esgrimir el mismo motivo para no quedar, o bien es imbécil y se ha olvidado de que esa fue su primera excusa, o bien miente like a bellaco. La tercera posibilidad, aunque remota, sería que realmente tuviera un armadillo de las nieves en casa y que su calendario de vacunación, de dos veces en días no consecutivos, hubiera coincidido de pleno con tus intentos de cita.

couple

No responde tus mensajes

Bueno, esta es de manual. Casi debiera estar la primera. Vale, que sí, que todos tenemos muchas cosas que hacer, que no estamos pendientes del móvil siempre, que tenemos muchas cosas en la cabeza… pero una cosa es una cosa y otra cosa es otra. Si le escribes a las 10:00 de la mañana dándole los buenos días y te responde a las 18:00 de la tarde  respondiéndote que “buenos días, aquí, tomando una birrita, qué tal tu día”, mala cosa. Porque o bien es guardia jurado nocturno en una finca de lujo (porque las que no son de lujo no tienen vigilante de seguridad) y ha estado durmiendo todo el día, o significa que ha pasado de ti como de comer mie*** (menudo post más deslenguado que llevo). No. Nadie tarda 6 horas en responder un mensaje o una llamada o un Whatsapp  (a no ser que tu novio tenga 17 años, esté en el insti, y no le dejen llevar los móviles a clase). Nadie está tan ocupado para no dedicarle 1 minuto a la persona que le gusta. Es más, si por tiempo es, cuando uno tiene interés en algo o alguien, se queda sin hora del café, sin cigarrito de media mañana, sin comida y si es necesario sin entrar al baño a echar gota en todo el día. Tiempo, hay. Ganas… eso ya es otro cantar…

Está distraído

Y cuando digo distraído no me refiero a que vaya a estar haciendo Sudokus mientras tú le cuentas lo bien que lo pasaste el año pasado de Erasmus en Bologna… sino a pistas más sutiles. (NOTA: si el chico realmente se pone a hacer Sudokus mientras le hablas, la cosa tiene muy mala pinta). Hablo de que el chico está más pendiente a ver qué tipo de Frapuccino pide el siguiente de la cola que de la chapa la historia que le estás contando sobre no sé qué mierdas movidas. Hablo de que no para de sacar el móvil y mirar a ver si le ha llegado “un correo importante de la oficina que está esperando” (en realidad aprovecha para responder un par de Whatsapps y mirar si hay alguna nueva notificación de Facebook). Le aburre estar contigo y no le interesas.

Si el chico cambia de tema constantemente o busca cualquier excusa para levantarse de la mesa (ir al baño, volver a ir al baño. Pedirse otro agua y una tercera Coca Cola, etc.) te tiene que oler a chamusquina. Está deseando largarse de ahí.

En las parejas consolidadas esto también es una buena pista para saber si algo falla. La cosa empieza con pequeñas distracciones y termina con aburridos momentos en pareja.  El mayor éxito para una pareja fuerte es tener una comunicación fluída y sin secretos (y que haya atracción, que estéis enamorados, que seáis respetuosos, que haya confianza, que los suegros no sean muy plastas, que haya buen sexo, que vayas a reacogerla al trabajo, que le acompañes a La Vaguada algún fin de semana… pero todo eso es otro asunto).

couple

Prefiere quedar con amigos

Esto es más sintomático y evidente en las relaciones que llevan cierto tiempo. Sobre todo porque hay donde comparar y uno puede darse cuenta de que donde antes todo eran planes de findes románticos en la sierra de Madrid, ahora siempre hay un motivo para quedarse y desaparecer de casa a la primera de cambio. Es normal que el chico se apoye en sus amigos; los necesitamos, nos necesitan, y esa unión funciona muy bien. Pero cuando la pareja percibe que cada vez hay más momentos para ellos y menos para ella, puede que hayan de saltar las alarmas.

Lo mismo sucede si antes te invitaba a participar en todos los planes comunes con sus amigos y ahora surgen cada vez más planes de “sólo chicos”. Tranquila, no tiene por qué significar que tenga un amante -que puede que sí- sino que más bien es un síntoma de que empieza a necesitar separación entre su vida de pareja y el resto de sus momentos. Esto no siempre es malo, pero puede ser un indicativo de que algo no marcha…

couple

Otras pistas que pueden indicar que no le gustas

Le propones quedar y te dice que esa tarde no puede, que tiene que “irse a cavar una zanja en el desierto para enterrar una vieja reliquia de la famila”.

Le propones pedir otra copa y, en ese momento, se tira al suelo, retorciéndose, mientras lanza patadas al aire y escupe una supuesta espuma por la boca (que no es más que el gas de la Coca Cola) diciendo que es un ataque epiléptico, que qué mala pata, y que va a tener que ir yéndose al hospital.

Te lanzas a darle un beso y,  con un hábil paso atrás, se saca una estaca del bolsillo de la americana, agarra el rosario del cuello y empieza a gritar y agitar la mano diciendo: “¡¡ Vade Retro Satana,  Numquam Suade Mihi Vana¡¡ “

200 comentarios sobre
“Pistas que indican que no le gustas”